Mártires, semilla que muere da frutos

El Sacerdote Luis Pradella y la Monja laica Francisca Tuama, convertidos hoy entre los pocos y últimos testigos vivos, repasan a través de sus testimonios, parte de sus momentos vividos juntos a los asesinados Monseñor Enrique Angelelli, obispo de La Rioja y los curitas Carlos Murias, Gabriel Longeville. Julio de 2015

foto 6foto 7foto 9foto 10foto 12foto 18foto 23

5 pensamientos en “Mártires, semilla que muere da frutos

    1. Mario Del Boca Autor

      Mariel. Gracias por tu contacto…el documental no tiene difusión comercial, pero si tenés un interés muy especial puedo mandarte una copia. En la Sala de los Mártires de Chamical donde la estrenamos también tienen ellos una copia ( no se de donde sos, pero bueno si andás cerca de Chamical…. ) Un saludo cordial y quedamos en contacto.Gracias. Mario.

      Responder
  1. Mariel

    Gracias Mario por su respuesta, soy de Buenos Aires, seguramente la conseguiré en algún momento que viaje, le dejo mi Mail por si existe la posibilidad de enviármelo, desde ya muchas gracias, soy la sobrina de Francisca Tuama. marielpatric@live.com.ar
    Saludos.

    Responder
    1. Mario Del Boca Autor

      .Hola Mariel !!! gracias por tu contacto. El documental “Martires,semilla que muere da frutos” está en YouTube. Donde dice: “ver mis videos en YouTube” (de la página: http://www.cine-etnográfico.com.ar) hacer click y allí te aparecen, podés verlo en versión completa y si querés guardarlo podés bajarlo. Gracias por tu interés. Saludos a Francisca que siempre guardamos un enorme aprecio y respeto por ella.Mario

      Responder
  2. Mario Del Boca Autor

    .Hola Mariel !!! gracias por tu contacto. El documental “Martires,semilla que muere da frutos” está en YouTube. Donde dice: “ver mis . videos en YouTube” (de la página: http://www.cine-etnográfico.com.ar) hacer click y allí te aparecen, podés verlo en versión completa y si querés guardarlo podés bajarlo. Gracias por tu interés. Saludos a Francisca que siempre guardamos un enorme aprecio y respeto por ella.Mario

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *